Magdalena Day

#MuseumWeek: festival internacional de museos en redes sociales


Del 11 al 17 de Mayo se va a ver en las redes sociales un festival mundial de los museos, denominado #MuseumWeek. Desde hace días todos los museos están compartiendo sus muestras, catálogos, etc. La intención es conjunta entre organizaciones de patrimonio, como la UNESCO, y también empresas de tecnología y comunicación, entre ellas Talkwalker -de Social Media Analytics– que ayudan en la difusión de actividades culturales y de ciertos temas. La actividad es que cada día el museo comparte una consigna distinta: invitando a sus seguidores, mostrando obras de arte u objetos de su museo con esa consigna, etc.

Algo que en Mendoza no se ve, desde hace 3 gestiones es una comunicación sólida de museos. Ya voy a escribir algo sobre eso. Aunque el contexto económico no es el mismo que en Europa y Estados Unidos, otras provincias pueden prenderse a este festival, porque tiene plataformas propias. Comparto 3 destacados: 1) del uso de tecnología en museos de Ámsterdam, 2) otro sobre la increíble muestra homenaje a Rembrandt el año pasado en el Rijksmuseum, que involucró a miles de ciudadanos y visitantes 3) destacados de Mendoza para que visiten apenas se pueda.

  1. Museos de Ámsterdam que usan tecnología

Éstos museos tienen muestras muy organizadas, y también su actividad en redes sociales para compartir cada día. Pero también hacen un uso interesante de tecnología. Como les comenté en el post anterior el año pasado visité Amsterdam, hice un recorrido de museos intenso. Me encantó el uso de tecnología en algunos como los que ven: el de ciencia NEMO Museo, el Van Gogh, y el Rijks. En el NEMO, tiene que ver con la combinación de arquitectura y tecnología hidráulica para instalar un parque de juegos. El arquitecto es Renzo Piano, y el edificio, en una zona complicada arriba de una autopista, parece un barco o ballena. En su interior el museo, en el techo, la gente disfruta.

En el museo de Van Gogh hay un anexo en donde están innovando con tecnología muestras como la que vi en homenaje a Los Girasoles. En primer lugar te hacen pasar por unos salones en los que se recrea el episodio de Vincent pre-corte de oreja. Con imágenes, luces y sonidos te llevan por la narrativa, lo que me parece ideal para no videntes y gente con discapacidad auditiva. Estos temas, llamados de «accesibilidad» en los museos, se tienen en cuenta en todo el mundo ahora.

https://www.instagram.com/p/B_2oMJFpxfP/

2. Muestras modernas de artistas antiguos: Rembrandt

Creo que el Rijksmuseum es el museo más impresionante que conocí hasta ahora. Es gigante, imponente, estuvo muchos años en restauración aunque su fecha de inauguración original se remonta a 1800.

La muestra en homenaje al maestro de maestros, Rembrandt, en el Rijksmuseum, es un ejemplo de primer mundo sobre lo que debe hacer un museo. LA restauración de su obra maestra, Operación Nocturna fue el centro de ese homenaje. Mientras que estaba expuesta en un ala de pintura holandesa, la restauración en sí era la atracción. Se podía ver a la máquina que estaba sacando capas de pintura, detrás de un vidrio.

Esto me pareció excelente, en Mendoza anunciaron que iban a hacer eso desde El Museo Fader, no sé si la Municipalidad de Luján. Entusiasmadísima escribí, le avisé a una amiga arquitecta, era el planazo y no podía creer que lo iban a hacer. Nunca nos contestaron, nunca lo hicieron. A los 3 meses abrió el museo, y las anunciadas recorridas por las refacciones, que podrían haber sido visitadas por miles de turistas amantes de la historia del arte como nosotras, no se hicieron.

Por otro lado, había un ala exclusiva, en la planta baja (Si lográs llegar) con miles de cuadros hechos por niños, visitantes, hasta el cuartel de bomberos de Amsterdam, imitando el famoso cuadro. Rembrandt fue el primer artista que hizo autoretratos, entre otras cosas (tomó la técnica de los bocetos de Rubens), y según cuentan en el Rijks, era un gran narrador (storyteller). Sus obras transmitían sucesos, gestos, sensaciones como ningún otro había hecho.

3. Mendoza: museos nuevos, espacios viejos y muestras en universidades

En mi Instagram pueden ver todo lo que publico sobre espacios de arte que visito en Mendoza. Cuando abra la Universidad Nacional de Cuyo, en Mendoza, les recomiendo ir a ver los siguientes: el Museo Canals Frau abrió hace unos meses en el subsuelo de la Facultad de Filosofía y Letras, en la Universidad Nacional de Cuyo. Lo sé porque me instalé en esa universidad durante 3 años a hacer cursos y escribir mi tesis. Por eso cuando de repente pasé el año pasado fue un «wow», y esto?. Pero si alguien no pasa por ahí no se va a enterar de nada, porque en Mendoza sociedad y dirigencia no le dan mucha pelota a los museos.

Este museo está hecho a pulmón por la Dra. Piazze y otra persona, cuyo nombre no sé pero me comentó Laura que la ayuda con el tema de archivo. Es un museo de antropología, tiene piezas muy lindas de distintas zonas de Mendoza que muestras cómo vivían nuestros antepasados.

Estos no son museos pero sí espacios universitarios que tienen dos murales muy lindos de dos pintores muy importantes en la historia de Mendoza en dos facultades diferentes de la UNCUYO: uno es el de Azzoni en la Facultad de Medicina, y otro es el de Alberto Musso, en el hall de Filosofía. Ojalá abrieran más museos! La universidad es por naturaleza el ámbito en donde se guardan archivos de arte e historia, hay proyectos e institutos de investigación, entre otros. Siempre pasan cosas en sus pasillos, organizadas por los propios alumnos, profesores e investigadores. Eso me encanta, y eso hace que haya vida artística en la universidad, más que en los espacios de arte gubernamentales a veces: los hacen gente que ama el arte!

No conocía a Musso, así que cuando fui a su muestra en el Museo Alonso, después reconocí inmediatamente el estilo y me acerqué al mural por primera vez! Ahí salía la placa que explicaba por qué están Borges y otro no vidente en los extremos: la filosofía, la visión interna, de mirarse a uno mismo.

El Museo Alonso es sin duda muy lindo, entre los más nuevos, me gusta mucho y ahí descubrí a Musso y Azzoni.

Como me quedan muchas cosas para compartir, sólo incluyo uno más, el museo-casa de San Martín, y haré otro post sobre el estado de este tema en Mendoza.

Lo último que voy a decir: este museo tendría que explotar de gente, visitas, actividades en el museo y de comunicación/difusión del museo. Era un garage antes! Y en eso radica gran parte del trabajo que hay que reconocerle a la gestión anterior porque si hacemos las cosas bien, va a venir gente de toda América Latina a visitarlo.

¿Que te pareció el artículo?