Magdalena Day

Educación en tiempos de pandemia: nota para MDZ


Hoy salió una nota para el medio local MDZ, luego de varias semanas de conversar al respecto con uno de los editores decidí compartir mi perspectiva del panorama local.

Por un lado como investigadora, y por otro como alguien que trabajó +10 años con emprendimientos tech-digitales de distintos países, co-fundando otros, y organizando junto a amigues una comunidad al respecto.

Como digo en la nota: resulta excesiva la presión que se le pone a la escuela para formar trabajadores, para la transformación digital, los unicornios, etc. Ese no es el rol de los maestros de escuela. Sobre todo en Argentina. No es un argumento para evitar innovar, sino para no hacer tabla rasa.

Todo el tiempo se mira a países como Finlandia, Dinamarca, etc. si ven un par de documentales o leen sobre sus modelos enseñan música, arte, cocina, etc. No para formar a un trabajador, sino para que los chicos conozcan el mundo y sepan qué les gusta, quiénes son, qué pueden hacer con su vida y se relacionen de esa manera con los distintos campos del conocimiento. Pueden ser habilidades, pero se les enseña primero que nada a conocer el mundo a través de ese habilidad.

Es por esto que destaco la necesidad de desarrollar prácticas educativas innovadoras dentro de campos disciplinares, y en relación a problemáticas locales.

Por otro lado, salió en La Nación hace varias semanas una nota sobre el titular de la OCDE que diseñó el sistema de las pruebas PISA y dijo algo central:

El sistema argentino, al igual que el de muchos países europeos, está totalmente orientado a lograr el ingreso de sus egresados a la universidad.

Andrés Schleider, OCDE, en nota de La Nación 5/12

Esta frase para mi da lugar a una reflexión sobre qué tiene que aprender un chico en la escuela y al menos para mí la función de la escuela es mostrar el mundo. El conocimiento, la didáctica, los programas que se elijan para eso pueden ser super innovadores y mezclarse con lo tradicional.

Y me parece importante porque tiene que ver con el involucramiento de lxs estudiantes con el conocimiento, que es otro gran problema actual, y ¿qué chico quiere formarse como trabajador a los 10 años? Sea aprendiendo programación, matemática, biología, filosofía, etc. lo importante es que aprendan sobre el mundo que los rodea. Y a partir de ahí desarrollar habilidades, oficios, etc.

Entiendo que es necesario que los chicos se formen dentro de un contexto informacional, digital, etc., y en definitiva que programen. Fui parte de la formación de ese ecosistema que ahora es robusto en Mendoza y Argentina, y celebro que lleve a que sistemas tradicionales como el educativo se cuestionen y transformen.

Pero me parece que se convierte esto en una panacea, mientras lo básico no está siendo articulado y en el país hay una crisis enorme. Y justamente porque «vengo» de un ADN digital, y vi varios aspectos del mismo, mi trabajo de estos años ha sido desde lo pedagógico y filosófico para promover el pensamiento, el cuestionamiento de conocimientos y la incorporación de los estudiantes a las problemáticas educativas… incluyendo lo digital/virtual. Sin separar una cosa de otra.

¿Cómo hubiésemos atravesado este año de pandemia sin recurrir a pensar, a compartir, a interactuar con lo más humanx que nos caracteriza como sociedad?

En fin, ahí también intento introducir algunos conceptos que ya deberían ser frecuentes en programas y contenidos, (y otros que deberían dejar de usarse;). Los invito a leer el artículo en este link y dejar sus comentarios.

¿Que te pareció el artículo?