Magdalena Day

Manuel Castells, Ministro


La designación de Manuel Castells como Ministro de Universidades me sorprendió, como investigadora haciendo mi tesis doctoral sobre su sociedad red, me pregunté «¿Por qué haría esto?«. Es el 5to autor más citado del mundo, sería como un 5to unicornio a nivel mundial si el conocimiento se midiera como algunos miden las empresas :d O sea, no le hace falta.

Pero quizás está en un momento de su vida en el que quiere comprometerse con su país, ya que su carrera ha sido construida sobre todo en Estados Unidos. Por otro lado, como menciono en la reseña que hice de su libro Ruptura y fue publicado por el Journal Internacional de Comunicación: Castells declara ahí su encuentro con Pedro Sánchez y su «apoyo a las causas perdidas». Esta vez no perdió.

Hace unas semanas hice una búsqueda de noticias sobre el tema y aparecían muchas críticas por su aparente desaparición con la crisis del COVID19. Le daban con un caño miles de ciudadanos. Como dice la nota, puede deberse a que esté siendo cuidadoso ya que además de estar en la población de riesgo por su edad, pasó por un cáncer antes de escribir la trilogía. También hay que tener en cuenta, es un académico de 50 años de trayectoria, eso implica que tiene sus tiempos. Yo no esperaría conferencias de prensa diarias de su parte.

En esa nota mencionan que en enero Castells «desapareció» en un viaje a Estados Unidos para cerrar todos sus frentes de batalla con la Universidad del Sur de California (es profesor en la escuela de comunicación, Annenberg School). Busqué en el sitio y no mencionan un cierre, la universidad celebró la designación de Castells y dice que está en licencia de goce de sueldo. Me suena más razonable, dudo que Castells se desvincule de la academia. Además, me lo imagino investigando como puede lo que está pasando con el COVID19 a nivel mundial (yo pensé que si se desaparecía era por eso). Al menos dirigiendo algún equipo remotamente. Ja! Este hombre no se perdería algo así.

Bueno, la sorpresa fue «¿Castells Ministro de Universidades?«. Me parece un ministro más que calificado para este tema por lo que les voy a comentar, pero la educación es de lo que menos escribió. Vi ayer la conferencia de prensa que hizo hace poco.

«Tenemos que acostumbrarnos a una enseñanza bimodal, porque ése no es el mundo que viene, sino que ha venido ya». Una enseñanza que requerirá un aumento de la digitalización, y de inversión en universidades. También habla de un «reciclaje de profesorado», para que puedan enfrentar con preparación lo que han venido preparando hasta ahora.

Sobre la brecha digital, dice que es algo de lo que se hablaba hace 20 años: 91,4% de los hogares españoles tienen acceso a una computadora con Internet. Es decir, no es un problema para la educación en España, dice Castells, información que debe ser atinada porque desde hace unos años Castells tiene muchos datos de estos temas dirigiendo el Internet Interdisciplinary Institute (I3) de la UOC.

Castells no piensa que toda la educación vaya a ser online o tenga que ser online, pero pide en esta conferencia de prensa que prácticas y actividades presenciales se pasen para el próximo semestre/ año académico.

Ahora, comentándoles un poco sobre su teoría, lo que dice más arriba refleja un poco su pensamiento. Castells hizo famoso el término «sociedad red», primero hablando del «espacio de los flujos», como complementario de los lugares, físicos. Y habló de una «virtualidad real» (en el primer volumen de la trilogía La Era de la Información, originalmente publicado en 1996).

Castells tiene claro que hay una lógica que conecta esas dos instancias y se da, a través de la acción comunicativa en distintas instancias de la estructura social (en red).

 Como les decía, en educación justamente Castells tiene algunos «loopholes», o vacíos, pero al menos en sus obras principales (hay varias charlas y seminarios específicas, eso sí), es en el volumen 3 de la trilogía en donde dedica algunas líneas significativas (originalmente publicado en inglés en 1998). Castells dice que en la sociedad red se van a encontrar

niveles mayores de educación; esto es, conocimiento e información materializados. El concepto de educación debe distinguirse del de habilidades. Las habilidades pueden hacerse rápidamente obsoletas por el cambio tecnológico y organizacional. La educación (…) las personas, esto es los trabajadores, adquieren capacidades que constantemente redefinen las habilidades necesarias para hacer una tarea determinada, y acceder a las fuentes para aprender esas habilidades. Quien está educado, en el ambiente organizacional adecuado, puede reprogramarse a ella/él mismo hacia las infinitas tareas del proceso productivo (Castells, 2010, p. 377)

 Para Castells, como pueden leer la educación tiene que ver con tener el acceso al conocimiento que permite programar/reprogramar nuestras tareas. No es un equivalente, educarse no consiste en aprender a hacer x cosa, sino en conocer las instancias en las que una/o debe reprogramarse constantemente. Eso puede tener que ver con lo que Lászlo Barabási dice en una obra reciente sobre la que les comenté: hay que conocer las redes en las que participás.

En la rueda de prensa de más arriba Castells dice que no hay mucha más opción que activar las actividades online, están haciendo un seguimiento con instituciones de evaluación, que incluye casos de una universidad pública y de la UOC, en la que dirige en el I3. Destaca también la responsabilidad de los estudiantes y me gusta que habla de las transformaciones pedagógicas que hacen falta en esta época.

Otra cosa interesante que hizo Castells hace unos meses fue lo de reformular los programas Erasmus, dándoles cierta base territorial, no sé en qué quedó eso. También es un sistema universitario que no conozco el español, así que por ahí veo cosas que hace y tendría que indagar más.

En definitiva, de lo poco que hemos visto ahora Castells está reestructurando el sistema de universidades, intenta subir salarios, darle más territorialidad a los programas de movilidad (al interior de España, no tanto Europa). Me parece muy interesante la coordinación interna de ese ministerio (Ciencia y Universidades), si de algo sabe Castells es de ciencia, asesoró a polos de innovación de todo el mundo. Ahora hay que verlo en acción, la promesa es que haga de las universidades españolas en términos de producción de conocimiento de las más avanzadas del mundo.

Por último, Castells tiene en su mente a los que no tienen las mejores posibilidades y condiciones, y eso puede tener que ver con lo del programa Erasmus. Si de algo sabe éste Sr. es qué pasa con las localidades que quedan totalmente afuera de los beneficios de las economías capitalistas actuales. Son segmentos de la economía que según Castells quedan fuera de la lógica de acumulación del modo de desarrollo informacional. Por ende, ése es el conocimiento que puede estar mezclando con sus tareas universitarias. Veremos cómo sigue.

¿Que te pareció el artículo?