Magdalena Day

Malas Prácticas en Social Media y «fábricas de reputación»


Me sumo a la discusión que se armó en el blog de Mariano porque estoy to-tal-men-te de acuerdo. Después de leer el post y la nota en La Nación sobre estas «fábricas de reputación online» que no hacen nada vinculado al manejo de la identidad/presencia de una marca, sino sólo limitarse vender cuentas fantasma, creación de perfiles al voleo sin un objetivo claro. Si bien pueden hacerlo para sus empresas, sepan que NO SIRVE DE NADA.

Cualquier persona con una cuenta en Twitter o Facebook puede afectar la actividad diaria de una marca. Del mismo modo, CUALQUIER PERSONA puede abrir una cuenta en twitter y generar actividad en ella. Eso no quiere decir que esa actividad sea necesariamente útil a los fines de la marca y/o relevante para los usuarios.

Definir la finalidad de la empresa en las redes sociales, definir objetivos para establecer qué vamos a medir, y qué nos aporta todo esto a nivel organizacional, como así también definir un plan de acción en casos de crisis, qué se responde en ciertas situaciones, qué áreas nos dan qué información, etc. es parte de manejar la reputación online.

Mis preguntas/Respuestas para explicar este tema son

  • ¿Para qué? ¿Para qué quieren 50mil followers conseguidos por bots y cuentas fantasma que no generan nada?
  • Si consiguen  esos 50 mil followers de forma, digamos, orgánica, natural. Todos sabemos que hay usuarios en twitter que de repente saltaron a tener 40mil followers (pura casualidad «algorítmica»;) y hablan todo el día del color de sus uñas o cosas que me importan un pomo. Relevancia, la palabra es relevancia. Yo entiendo que es como un ad o un banner, en el que quieren saber «cuánta gente lo ve», pero tener 50mil followers lleva a que seguramente un 10% o menos sepa de la marca (o tenga intenciones de saber), el producto/campaña y lea periódicamente lo que publica la empresa.

    La participación de cualquier marca en las redes sociales tiene que empezar con una definición clarísima de objetivos de la empresa/organización. No importa si tienen gente propia o tercerizan con una agencia las redes sociales. Esto es pura y exclusivamente función de la marca a nivel interno.

    Después de encontrar este leit motiv -ponéle- pensar en el valor que le van a dar a la comunidad. No a nivel filantrópico , el valor que van a aportarle a cada una de las comunidades (plataformas) en las que participen.

    • ¿Tienen capacidad para dar respuesta a esas 50 mil personas que te van a preguntar, te van a retuitear, van a querer que tengas una «relación con ellos»??

    A veces sueno muy negativa en ciertas conversaciones pero es que todos creemos que tenemos algo para decir, que nuestra información es la mejor, que la gente va a esperar esa catarata de tweets, updates, links, agradecimientos, saludos de buenos días al timeline, etc. Y no, a la gente NO le importa que la saludes todos los días desde el perfil de un banco.

    El día de mañana cuando se den cuenta de que la marca estuvo en Twitter saludando gente, haciendo retweets y no generando un p*o contenido único (aka nota, video, etc) que hable realmente de lo que interesa comunicar, van a entender términos como «engagement». Y construcción de reputación. Porque a una marca antes de manejarla, hay que construirla.

    • ¿Van a confiar la verdadera reputación de su marca a una persona que no tiene la capacidad de entender los valores de la empresa/marca, de qué es importante y qué no, de cómo incorporar esas plataformas e interacciones a la verdadera comunidad?

    NO digo que tengan que pagar fortunas a los community managers pero por lo menos entrenar a esa persona porque es la que puede desperdiciar mucha información o tener la capacidad de filtrar qué se puede contestar, qué no, qué sirve y qué no.

    Entonces, por favor busquen GENTE QUE ENTIENDA DE INTERNET. De sus códigos y reglas. Gente que estudie lo que pasa en internet. Eso es lo que diferencia a estos vendehumos de gente que te va a decir qué funciona y qué no. Qué podés hacer con cierta marca y qué no. Qué y quién es un «influencer» (uff otro término devastador), qué es «contenido relevante» y me imagino algo importante para cualquier CEO/Gerente, cuáles son las métricas que importan.

    UFFF, ya está.

    ¿Que te pareció el artículo?

    3 comentarios en “Malas Prácticas en Social Media y «fábricas de reputación»”

    1. juani dice:

      gran post, crudo pero real, habría que mandárselo a varios gerentes de marketing, jefes de prensa, etc, etc…
      saludos!

    2. Tuti dice:

      Totalmente de acuerdo Juani, te adelantaste a otro post que tengo en draft: «saber de marketing no es saber de Social Media» 😉

    3. Laura Suarez dice:

      Así es! esta buenísimo. Toca hacerlo pasar a toda esta gente.
      Yo lo pasaré por mi parte 😉

      Saludos a todos!