Magdalena Day

Los museos y la cultura mendocina hoy


«La cultura no es la tradición exótica o pintoresca, ni es producida por los artistas. La cultura es un sistema de signos y prácticas a través de las cuales los humanos interactúan y se comunican» esto dice el sitio web de la facultad de Antropología del MIT y me gustó mucho porque resume lo que pienso.

Sobre este tema de la cultura y los museos Cito de nuevo la excelente nota de Socorro Cubillos Museo Fader: continente y contenido. El primero tiene que ver con los espacios (arquitectura, territorios, etc.) que permiten el despliegue de los contenidos (muestras, exposiciones, propósitos de un museo, etc.) Hay que cuidar estas dos dimensiones en el funcionamiento de un museo. Que extiendo a la cultura.

Voy a mencionar lo que rescato de los dos gobiernos anteriores: el de Cornejo y Pérez. Que no alcanza, porque vivimos en esta eterna paradoja de polos que se excluyen: rescatan edificios de museos históricos pero sin nada ni nadie adentro. O no le dan lugar a la tradición mendocina y trabajan el contenido, sin que sepamos luego en qué espacios queda o se integra. Y el actual, que está en un nuevo proceso de definir la cultura mendocina en un contexto complejísimo.

Lo que hizo el Gobierno de Cornejo en recuperar los edificios de museos ha sido muy importante. Con resultados diversos -el ECA por ejemplo, no parece tener la armonía de restauración del Fader- pero con una buena intención al menos de devolvernos esos espacios. La casa-Museo San Martín, etc. Todos reflejan un foco en la dimensión del «continente».

El Museo Municipal de Arte Moderno de Mendoza (MMAM) está en restauración luego de muchos años y vueltas. Desde el área de Archivo e Historia del Arte lanzaron estos videos. Es un trabajo excelente que nos da una visión de cómo se constituyeron las vanguardias artísticas locales, cómo se fundó el museo y cómo expresó distintas corrientes de distintas épocas. Voy mucho al anexo en el Parque Central, me encanta.

Pero el canal es de la municipalidad, no del museo. El logo que se ve es el de la Municipalidad, no del museo. Lo hicieron en el Instagram del Municipio, no del museo. No entiendo esas decisiones de comunicación. En Internet por ejemplo, los usuarios -de cualquier país- no buscan contenidos de un municipio o intendente online. Buscan conocer sobre nuestra cultura, la de Mendoza. O un artista. Entonces si alguien googlea: Saraco, Azzoni, Alonso los llevan a la nada. Pueden ser turistas que quieren venir incluso..

El Museo TIENE que tener su identidad propia. Los museos tienen que tener su autonomía. Un día me puse a ver lo mismo de departamentos, incluso de otro (s) partido (s). Hacen lo mismo. Cultura no es igual a un partido, ni siquiera a una gestión. Esto no es Rusia.

La gestión anterior, de Pérez, del PJ se caracterizó por poner en la escena el arte popular, expresiones jóvenes, muralistas, gestores, músicos, todo lo que pasaba en Le Parc con conciertos, etc, etc. Trajeron al mainstream y dieron escena al arte joven, under, que es una tendencia mundial, lo digital, audiovisual, etc. El problema es que se concentraron SÓLO en eso. No vimos un museo, quizás porque para ese momento político y esos dirigentes, era más importante centros culturales, con arte popular, con otra filosofía como el Le Parc, que museos. Pero no sistematizaron ni integraron eso a la tradición cultural. [NOTA: me acordé luego de escribir esto que Perez es el que inauguró el espacio por la Memoria D2.]

Esos años el Le Parc funcionó muy bien. Pero no es un museo.

No importa cuántos esloganes traten de posicionar todos en Mendoza sabemos que el estado de los museos es residual. No conozco persona experta o de ese ámbito que no se refiera con resignación a lo que pasa hace décadas. La pandemia mostró cómo para distintos gobiernos locales y nacional cultura fue darnos recitales por streaming.

Entonces, el gobierno anterior hizo el salvataje de los espacios que son fundamentales para los contenidos museográficos. Cuando los visitamos, queda claro que se quedaron en eso. No hay contenido, en el sentido que no hay propósitos claros, exposiciones, buena curación de muestras, vas al Fader y no tenés cómo saber de qué se trató la restauración, etc. No hay siquiera personal. La fuerte presencia de logos oficiales indica esta centralización o apropiación que se hace de la cultura. Los museos son de las ciudades, no de una gestión de x color político. Tiene que trascenderlos.

Es lo mismo que pasa en el Museo Alonso, lo sabe la gente que me sigue en las redes voy siempre que puedo porque amo el arte. Pero en los dos espacios es el personal de seguridad lo único que encontrás.

Esto es preocupante porque denota el poco interés de todxs nosotros en que la cultura sea un sistema consistente y que se sustente en el tiempo. Habla de nosotros todxs este abandono, esta poca congruencia, una gestión una cosa, otra gestión otra. Los museos no son áreas de servicios municipales.

El principal desafío es que el mendocino quiera más que nadie disfrutar de su cultura, conocer, saber. No se cuida lo que no se conoce. Como mencioné al principio cultura es un conjunto de prácticas, símbolos, formas de comunicarse y de transmitir en este caso, una memora artística y cultural. La cultura implica una sistematización y co-construcción. Es lo que nos diferencia de otras provincias y da nuestra nota en el mundo. Lo que pensamos que nos hace únicos puede cambiar muy pronto: festivales, vendimia, vino. Lo que está adentro y cómo se transmite y conecta con el afuera es la clave.

Todos los municipios tienen que empezar a darle esta autonomía a los museos y esto también requiere una articulación pública-privada, como un encuentro entre la construcción histórica y el diálogo con lo nuevo, lo que hay en Mendoza y el mundo.

Como dice Socorros y comparto todo está por hacer todavía. La abulia de la gente no tiene que ser imitada por funcionarios de todos los colores.

Les doy un ejemplo: el Museo del Vino de Maipú. Está bajo la órbita privada de una bodega y no hacen ninguna integración turístico-cultural con el municipio o la provincia. La cultura tiene un arraigo territorial, y como el país, no va a salir adelante sólo por iniciativa privada o porque se lo endosemos a un solo funcionario. ¿Es posible que la provincia o el Municipio hagan acuerdo con sus propietarios para iniciativas de interés público? Difusión archivos, etc, etc? Estamos hablando del único «museo» del vino de la capital mundial del vino de Sudamérica que es Mendoza. No puede ser solo una casona linda

El otro día vi un tweet del Museo de Bellas Artes sobre su aniversario y me pareció excelente, y esta nota con la historia de su fundacuón

Este es el rol de un museo, y el tweet no lo puedo haber descrito mejor: construir la memoria, en nuestro caso de la provincia, del arte local, en diálogo con las tradiciones del mundo.

Foto destacada: Fernando Fader «La vuelta al Hogar» (1913). Óleo. En el Museo Casa Fernando Fader, Luján de Cuyo. Mendoza.

¿Que te pareció el artículo?