Magdalena Day

Confianza y redes: la crisis de la democracia liberal según Manuel Castells


Casi un año después de que el International Journal of Communication de la Universidad del Sur de California publicara la reseña que hice sobre el libro de Manuel Castells de 2018 «Ruptura: la crisis de la democracia liberal», compartí en Twitter y Youtube videos para comentar la síntesis de mi análisis

Castells comienza el libro hablando de la crisis de confianza, que para él también se basa en la crisis que viene desde el 2008, la crisis financiera global, que hizo ver a la gente cómo el sistema, o los sistemas rescataban a miles de empresas (bancos) que les habían sacado sus casas, y fue la base de una recesión global. Siempre vuelve Castells a esta crisis, como primer indicio de la ruptura de un sistema global. Lo abordó en Aftermath (2012), y lo continuó trabajando en sus libros de movimientos sociales.

El libro, Ruptura, está dividido en 5 capítulos que hacen alusión el permanente estado de emergencia global, los conflictos y movimientos sociales en Francia (Macron), los problemas del sistema partidario español para lograr la unidad (Sánchez), al nuevo populismo de Trump y la relación de sus bases (de esto ya comenté en este video); los estilos de comunicación de estos líderes, y por último el 5to capítulo dedicado a los movimientos sociales. Que Castells ve como respuesta a esta crisis del sistema político

El problema para el sistema político es que los ciudadanos ya no creen en que éste resuelva sus problemas, o «procese sus respuestas». Sí, suena a teoría de sistemas, pero es más bien teorías de redes. Porque tanto para Castells como para otras teorías de redes, las redes no sólo tienen nodos e información sino que tienen metas, códigos, etc. que las hacen funcionar de una forma y para un fin. Los gobiernos también siguen esas lógicas.

Por ende, los gobiernos tienen que construir nueva confianza para que el sistema político vuelva a generar la confianza de los representados. La transformación real de la vida de la gente NO se da por vías institucionales para Castells porque el sistema está concentrado en funcionar en conexión con los flujos globales. Por ende, la construcción simbólica, la acción comunicativa, en la que al menos se genere esa instancia de comunicación necesaria para mejorar la percepción de los ciudadanos es clave.

Entonces el sistema político no está procesando los reclamos de los ciudadanos, porque está intentando ser parte de esas estructuras supranacionales globales, y sobre todo financieras que lo desconectan de sus bases de producción.

El nuevo estado-red se ve presionado por dos frentes, por ende al conectarse a los flujos globales se desconecta de sus bases. Esto genera la falta de confianza en el sistema político

¿Por qué Manuel Castells usa de fuentes datos de consultoras de Relaciones Públicas? ¿Por qué la crisis actual entre representantes y representados en la sociedad red es de confianza?

Algo que comento en esa reseña, y que forma parte de esta estrategia de poner las fuentes online (en el sitio polity.com/rupture), es que nos muestra las fuentes que utiliza Castells provenientes de consultoras de Relaciones Públicas como Edelman. Edelman lleva años haciendo un índice denominado Trust Barometer, es muy interesante y se utiliza para identificar niveles de percepción vinculados a tecnología, gobiernos, etc. Es una consultora muy conocida, lo raro es que Castells utilice estos datos como fuente, y no encuestas de niveles de aceptación por ej. de encuestadoras políticas.

En síntesis. Crisis entre representantes y representados hubo siempre, lo que diferencia a las de nuestra época y nuestras sociedades es que al estar conectados los estados a lo que Castells denomina como «espacio de los flujos» (globales) los intereses que debe representar del «espacio de los lugares» (los territorios) entran en conflicto.

¿Por qué entran en conflicto? Porque así funcionan las redes: por la lógica de networking que las conecta a nuevas redes, y para conectarse a nuevas redes se tiene que desconectar de otras. Algunos lo llaman inclusión/Exclusión, otros cooperación/Competencia. Lo cierto es que esto es un mecanismo de «switch off» dice Castells.

Aunque algo a tener en cuenta de este libro es que Castells intenta sacar todo lenguaje técnico (de su propia obra incluso) para dirigirse al público. Como sostengo en la reseña y en los videos: se trata de un libro de teoría política de bolsillo. Castells une todos los aspectos de su teoría de la sociedad red y lo aplica al contexto mundial actual (o de 2018)

Sobre los movimientos sociales en red, y Manuel Castells, salió publicado este artículo en la revista de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo, MILCAYAC

¿Que te pareció el artículo?